jueves, 2 de noviembre de 2017

El orden importa

Querer -> hacer. Siempre funciona así, o debería.

Recuerdo formularme preguntas, y buscar la respuesta. Querer hacer algo que requería encender la PC, encenderla y hacerlo; luego encender la PC y mirar el monitor lleno de íconos, buscando algo para hacer.

Recuerdo necesitar acceder a internet para buscar algo, ir al cyber y buscarlo, y volver; luego abrir el navegador, con Google esperando mi consulta, y yo sin nada que buscar.

Recuerdo perseguir a amigos para que me enviaran fotos de algún cumpleaños o juntada, o intentar mantenerme en contacto y enterarme tarde de los eventos, así que me hice una cuenta de Facebook, y lo abría sólo a veces, para mantenerme al tanto de aquellos de quienes me quería mantener al tanto; luego pasó a ser una pestaña siempre abierta en el navegador; luego a ser una app que siempre está allí, dando notificaciones; y ahora..

Ahora cualquier momento libre que uno tiene, se empieza a formular en nuestro interior un deseo, una intención, pero antes de que tenga tiempo de desarrollarse en una idea concreta, desbloqueamos la pantalla de nuestra computadora de bolsillo, abrimos Facebook y escroleamos, "buscando algo".. ¿buscando qué? .. buscando algo que no vamos a encontrar jamás, porque no está ahí afuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario